“Violencia de género en la pareja”

La psicóloga Inés Castro realizó una clase sobre la violencia de género en el contexto de pareja, como parte del Diplomado Género y Violencia

 

El martes 27 de junio se efectuó una cátedra sobre “Violencia de género en la pareja” a cargo de Inés Castro, psicóloga de la Universidad de Academia de Humanismo Cristiano y Magister © en Estudios de Género y Cultura de la Universidad de Chile.  La actividad se desarrolló en el Campus Juan Gómez Milla de la Universidad de Chile y forma parte del Diplomado Género y Violencia.

Al comenzar su exposición, la académica solicitó a las asistentes que relacionaran una imagen en que se mostraba un dormitorio rosado y uno celeste. Las estudiantes señalaron cuáles eran las emociones que les generaban ambas ilustraciones donde la mujer se encontrada suprimida. El rosado parecía ser más femenino, ligándolo con la mujer y la delicadeza,  por otro lado el celeste parecía ser masculino, asociado con el hombre y la fuerza. También se le preguntó a un compañeros del diplomado, quien decía “sentir angustia al estar en un espacio femenizadado” y no ser nombrado intencionalmente por la profesora, quien buscaba mostrar cómo ese malestar se vive a diario cuando las mujeres son invisibilizadas. La incomodidad generada frente a los binarismos hetero normativos, permitió aproximar los conceptos de género y mirar a través de sus lentes la violencia.

Dentro de los textos que se abordaron en la charla, se encuentran “La dominación masculina” de Pierre Bourdieu y “Apuntes sobre violencia de género” de Raquel Osbourne. Para la docente estas teorías son esenciales para comprender la existencia de una estructura, que genera un mecanismo de control y una violencia continua en la vida de las mujeres, ya sea física, sicológica, económica o sexual. Inés Castro, ha estado vinculada por más de 13 años a la reparación de situaciones de violencias sexual, vulneración grave y restitución de derechos. Lo que le permitió no sólo hacer un recorrido teórico, sino realizar una bajada práctica y crítica de los dispositivos existentes para la prevención y atención frente a la violencia.

En la jornada se conversó sobre los distintos tipos de violencia que se dan en la pareja y sobre la violencia sexual en dicho contexto, donde las estudiantes conversaron sobre las realidades que viven en su trabajo en líneas de género y en sus intervenciones sociales. Para la académica: “estoy muy agradecida principalmente de la entrega con respecto a la experiencia, ya que no podemos hacer una intervención distinta si no reconocemos cómo nos vamos situando en este espacio. Si bien hay una estructura que va a tironearnos y nos va a acercar a una inmovilidad frente a la intervención, es justamente en los espacios de relación con las mujeres y con quienes estén viviendo violencia de pareja, donde se pude hacer una transformación en la estructura y poder generar un cambio en las políticas públicas”. Finalizó.

“Masculinidades, juventudes y violencia”

La clase fue realizada por el sociólogo Claudio Duarte, quien nos habló de identidades juveniles y masculinidades, como parte del diplomado Género y Violencia

 

El martes 20 de junio se realizó una jornada sobre un tema pocas veces abordado: la relación existente entre masculinidades y juventudes con la violencia de género. La cátedra fue dictada por Claudio Duarte, sociólogo de la Universidad de Chile y Doctor en Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona. La reunión se realizó en el Aulario A, del Campus Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile, donde se pudieron abordar diversas temáticas y cruces, en el diplomado de postítulo Género y Violencia.

Dentro de los conceptos que se abordaron, se encuentra la noción de adultocentrismo, en donde las y los estudiantes pudieron definir qué es ser joven y visibilizar los tipos de violencia que se ejercen en la sociedad adulta. Para el académico y militante del Kolectivo Poroto, la organización desde los mundos adultos fortalece un sistema de dominación que se constituye como matriz sociocultural, interceptada por género, clase, territorio y raza. El profesional determinó que el adultocentrismo es una perpetuación del patriarcado y se refuerza con el sistema capitalista, centrando a los jóvenes en la producción, reproducción y consumo.

Durante la clase se conversó sobre el consumo opulento de la juventud, donde las y los asistentes pudieron criticar  la “mentira organizada” y falsas expectativas que se muestran a través de la publicidad. Se pudo reflexionar en torno a los jóvenes infractores de la ley, quienes en su mayoría están tras las rejas por acceder a tecnología y ropa de moda o por sobrevivir  y mantener a sus hijos/as en una sociedad castigadora y neoliberal . En la jornada se reflexionó sobre la represión a jóvenes en distintos ámbitos y respuesta violenta frente a ella. Acordando que la sociedad se construye en torno a la violencia, tanto simbólica, política y material, así como sexual, versus una experiencia corporal placentera.

En la charla también se meditó sobre el concepto de masculinidad, que para el académico tiene relación con la construcción de identidades juveniles. “Los jóvenes tienden a reproducir por inercia el machismo y sexismo cultural que afecta a varones y mujeres, y con esto contribuyen a la reproducción del conjunto de la violencia social”(Duarte, 2005). Finalmente se determinó que la lógica patriarcal penetrativa, está cruzada por una postura cercana a la conquista, que se puede ver en el abuso sexual en sus diversas formas, la discriminación contra quienes tienen opciones sexuales no heterosexuales o las mujeres que deben masculinizarse para mantener la norma social, como por ejemplo las mujeres en las barras bravas.

“Legislación en violencia de género”

La cátedra fue realizada por la abogada Marcela Aedo, quien explicó los principales ejes de la legislación en Chile, como parte del diplomado Género y Violencia

 

 

El lunes 19 de Junio se realizó la clase de la abogada Marcela Aedo, Licenciada en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Valparaíso y Doctora en Derecho Público de la Universidad Autónoma de Barcelona.  Quien desde una mirada feminista, analizó la situación del derecho en Chile y sus falencias en torno a la violencia de género. La cátedra se realizó en el Aulario A del Campus Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile, en marco del Diplomado Género y Violencia.

En el inicio de la clase se realizó una interación entre la profesora y las estudiantes, en que se pudo conversar sobre las realidades que vive cada una en su ámbito laboral.  Lo que le permitió a la docente poder acotar más la información de un área extensa y que puede resultar compleja para quienes no tienen conocimiento acabado sobre el ámbito legislativo. Como parte de las asistentes trabajan en torno a la temática de género y en contacto directo con mujeres, pudieron hacer preguntas acordes a las situaciones de violencias existentes.

Dentro de la exposición de la académica, se revisaron datos que muestran la abismal situación de violencia que enfrentan las mujeres. Según estadísticas de ONU Mujeres, el 35% a nivel mundial ha sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida (OMS, 2013). Entre ellas se encuentran la mutilación genital femenina, matrimonios forzados, violación y femicidio/feminicidio. En América Latina al menos 12 son asesinadas diariamente (2016) y a nivel nacional se registraron 52 femicidios según la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres en el mismo año.

La docente realizó una revisión histórica sobre la legislación en violencia de género en Chile, analizando sus limitaciones al centrarse en la violencia doméstica. El Estado desde los años noventa ha centrado su regulación especialmente en el contexto de pareja y bajo un paradigma familista. Recién en el año 2010 surgió la Ley sobre Femicidio, que para la licenciada significa “una importante inflexión en el ámbito legislativo, pues reconoce expresamente una de las manifestaciones más extremas de violencia que sufre la mujer”. Sin embargo se realizaron críticas sobre la violencia institucional ejercida al desestimar causas y se habló sobre los problemas de interacción entre tribunales,.

Verónica Faúndez Vargas, psicóloga que asistió al diplomado, cuenta su impresión sobre la jornada: “me pareció una clase muy interesante por el hecho de que la profesora era muy crítica respecto a la legislación de la violencia hacia la mujer. Ya que lograba desmarcarse de su rol de abogada en complemento con su activismo feminista, por lo que se pudo profundizar en las deficiencias que tiene la legislación actual y plantear nuevos desafíos en torno a esto. El derecho se debe pronunciar, pero necesitamos un cambio estructural, mas que de la justicia”.

“Género y Ciencia: reconociendo brechas, transformando realidades”

El miércoles 24 de mayo, se realizaron las charlas “Género y Ciencia: reconociendo brechas, transformando realidades”. Las jornadas se realizaron en La Serena y en el Cerro Tololo, ubicado en Valle del Elqui, donde viajaron nuestras profesionales del Centro Interdiciplinario de Estudios de Género para capacitar en torno a la temática de género a AURA. Organización que maneja distintos observatorios astronómicos para hurgar en los rincones más profundos del universo y que han apostado por incluir la mirada de género.

Las docentes Elisa Niño, Psicóloga Social y Magíster en Estudios de Género y Cultura de la Universidad de Chile y Manuela Cisternas, Antropóloga Social, y Magíster en Estudios de Género y Cultura de Universidad de Chile. Realizaron distintos talleres y reflexiones, Elisa en español para el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo y Manuela en inglés, para personas anglo-parlantes en La Serena. No es la primera vez que se realiza este nexo entre ciencia y género: Elisa Niño y Paula Hernández, Antropóloga Social, y Magíster en Estudios de Género y Cultura viajaron en enero de este año para capacitar alrededor de 30 personas del equipo del Observatorio AURA-O.

AURA-O es el principal representante de AURA en Chile. Cuenta con un programa de compromiso organizacional que busca alentar el avance de la diversidad a través de la fuerza laboral científica astronómica. De acuerdo a su página “Estamos profundamente comprometidos en el desarrollo y mejora de nuestras políticas y prácticas para crear un ambiente de trabajo acogedor y productivo. AURA cree que una fuerza de trabajo diversa, especialmente una que incluya a mujeres y personas de grupos minoritarios sub-representados, contribuye a la excelencia tanto en nuestra organización como en la comunidad científica en su conjunto.”

Alysha Shugart , defensora de la diversidad para todos los centros de  AURA, señala que históricamente y actualmente, las mujeres están muy poco representadas en las ciencias, incluyendo la astronomía y la ingeniería. “Es importante que trabajemos con CIEG para presentar estos temas  en nuestro trabajo, para que sepan que hay un problema. No es sólo entrenamiento de sensibilidad, sino entrenamiento de conciencia. El cambio positivo debe venir de nuestro liderazgo y nuestros colegas deben estar pensando en estos temas para que podamos trabajar juntos para mejorarlos. Me quedé muy impresionada con las charlas y las actividades. Hicieron que todos los participantes reflexionaran sobre la diferencia de experiencias entre hombres y mujeres, no sólo en el hogar sino también en la oficina. Los colegas hablaron de su propia experiencia y esto permite que otros se identifiquen con él o ella. Hubo muy buenas preguntas al final de la charla y me complacieron mucho los talleres ofrecidos.”

Para Javier Rojas, quién al igual que Alysha trabajan promoviendo la diversidad y la inclusión, cuenta que en los observatorios trabajan científicos, ingenieros, técnicos, personal administrativo chileno y extranjero, sin embargo la mayoría de ellos son hombres. “CIEG ha contribuido sustancialmente a que el tema de género ya no sea ajeno a nuestra organización. Los talleres han permitido que muchas personas reflexionen tanto sobre la realidad de las mujeres en el trabajo, así como sobre los propios estereotipos y creencias.  Las especialistas dejaron muy buena impresión y fueron bien evaluadas por los asistentes, incluso por aquellos que presentaban opiniones divergentes. Para mi es fundamental que los mandos medios y la gerencia participen en estas actividades y crean en los beneficios de la diversidad y la inclusión para que existan cambios”.

Por último Javier señala los impactos de aplicar la visión de género en su trabajo. “Con la primera mujer en posición gerencial, comenzó también a aparecer la molestia en el personal tradicional. Ya no era la señorita tierna y simpática que estaba frente a ellos, sino que una mujer altamente preparada y de tan mal genio como otros jefes varones.  Nuestros empleados masculinos desde siempre han sido la abrumadora mayoría y siempre han investido los cargos más altos en la jerarquía. Estábamos frente a dos situaciones nuevas: mujeres en cargos no tradicionales y mujeres en cargos gerenciales. Nos dijimos entonces, que si queríamos un ambiente distinto al actual, donde se apreciara realmente el trabajo de una persona, independiente de su identidad, tendríamos que comenzar por entregarle más información y herramientas a la gente. Estamos realizando un trabajo de hormiga”.

 

“Género y violencia: aportes del enfoque descolonial latinoamericano”

La profesora Iris Hernández realizó una clase sobre la mirada descolonial y feminismos en marco del Diplomado Género y Violencia

 

El 6 de mayo se ejecutó otra jornada del Diplomado de postítulo Género y Violencia en el Campus Juan Gómez Milla de la Universidad de Chile. En aquella oportunidad, Iris Hernández, Doctora en Estudios Latinoamericanos del Centro de Estudios Culturales Latinoamericanos (CECLA) de la Universidad de Chile y  Magíster en Educación de la Universidad de Santiago. Realizó una cátedra de gran peso teórico, para explicar los aportes del enfoque descolonial latinoamericano a la teoría de género, de la mano de su experiencia como feminista e investigadora de diversos proyectos de mujeres y diversidad sexual.

La académica explicó conceptos como colonialidad y descolonialidad, expresando de qué forma la matriz colonial del poder se sustenta en la raza y en la clase. Para ello se basó en las teorías de Aníbal Quijano, María Lugones y Boaventura de Sousa Santos, haciendo énfasis en la colonialidad del género.  También se habló sobre el feminismo institucional y la exclusión que generaba sobre  las mujeres racializadas, surgiendo la necesidad de nuevos feminismos que representen las miradas autónomas y marginales, que critican el feminismo blanco, de clase media y heterosexual.

En la clase se realizaron diversos análisis locales, variados ejemplos en que las asistentes expresaban sus vivencias y trabajos desde sus  intervenciones laborales e inquietudes personales. Más que preguntas, las estudiantes agradecieron a la profesora su exposición. La docente determinó que es importante reconocer cuáles son los límites y privilegios de cada una, iluminando las fronteras propias para traducirlas en acción y prácticas cotidianas y políticas.

Para Iris Hernández “me parece que estaba en una escena de articulación de muchas diferencias, yo creo que alimentadas por los desarrollos teóricos y prácticos que se han venido formulando en las anteriores sesiones.  Eso me parece fantástico, ya que me sirvió para observar, cómo las estudiantes estaban muy permeables a escuchar y a reconocer los límites respecto a las posturas de intervención,  respecto al abordaje de la violencia enfatizada en género. Vi un grupo completamente comprometido con sus labores y eso desde el marco académico es súper importante. Porque se conecta con algo que no debemos olvidar, que es la transformación del entorno cotidiano, de una teoría que se hace práctica”. Declaró la profesora.

Para Luisa Escobar, religiosa que participa en el diplomado de género “al principio tenía harto susto, soy mujer de iglesia y somos poco abiertos a estos temas.  El diplomado ha sido para mí un proceso de realmente construir y deconstruir, me permite conocer historias y mundos que no conocía. Esta clase ha sido súper iluminadora, ya que tenía esta sensación angustiosa que estamos en una estructura difícil de romper. Sin embargo coincido con lo que plantea la profesora, es importante reconocer nuestros privilegios y ponernos al servicio de otras personas, de otras mujeres, en mi caso de las autoridades de la iglesia para que puedan cambiar mentalidades”. Finalizó la estudiante.

 

Género y trabajo: mirar a través de los lentes morados

Paula Hernández, antropóloga e investigadora del Centro de Estudio de Género, realizó una nueva jornada  del  Diplomado Semipresencial “Teorías de Género, Desarrollo y Políticas Públicas” abordando las principales teorías de género y a través de sus lentes analizar el trabajo.

 

Los días viernes 2 y sábado 3 de Junio se realizaron las clases del diplomado semipresencial “Teorías de Género, Desarrollo y Políticas Públicas” en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile. Paula Hernández, Antropóloga Social y Magíster en Estudios de Género y Cultura de la Universidad de Chile, condensó los contenidos vistos a lo largo del diplomado, analizando los postulados de Rita Segato y Hannah Arendt en relación al trabajo y posteriormente las asistentes expusieron sus trabajos grupales.

Según la docente “me pareció interesante ese ejercicio de ponerse los lentes de género, que viene de la idea de ponerse los lentes morados que proponen las feministas. En el fondo cuando uno se pone los lentes de género, puede ver a través de estos conceptos y puede ver su realidad cotidiana a través de ellos. Esta fue la invitación que se hizo en esta clase y lo pudimos lograr muy bien en el ámbito del trabajo. Revisamos por ejemplo, los conceptos de segregación laboral horizontal y vertical, la inserción de las mujeres en el ámbito laboral remunerado, pero asociado a eso también cómo se distribuyen los tiempos de hombres y mujeres. Distinguiendo cómo afecta de manera desigual en las posibilidades de ascenso y remuneración”.

Para Denisse Salgado, trabajadora social “me pareció muy buena la clase, me interesa ver cómo estas situaciones existen y se ven reflejadas en estadísticas, porque eso lo hace real, no es algo que nosotras podemos suponer, sino que es algo que realmente pasa. Me parece interesante por el hecho de que se muestran las cosas que el hombre no está haciendo, que también le generan una desventaja para en su desarrollo como persona. Me gustan la mayoría de las clases, me gusta el hecho de que se pueda abrir el dialogo. Entre las compañeras se arma algo entretenido, el hablar de género y trabajo, en distintos mundos y distintos ambientes, lo que lo hace transversal, diverso, múltiple”.

El día sábado se mostraron los trabajos que las estudiantes realizaron aplicando los “operadores analíticos del género” de la académica Sonia Montecino. Las profesionales, analizaron los distintos tipos de feminismos, entre ellos el feminismo comunitario y el lesbofeminismo, realizando críticas al feminismo de estado. Finalmente la profesora a cargo señaló: “a través de este ejercicio de ponernos los lentes, podemos ir nombrado ciertos fenómenos, ciertos malestares que muchas veces tenemos, pero que poniéndonos los lentes, los vemos pero que también podemos nombrar. Tienen cierta causalidad o responden a otras cosas que nos permiten ampliar la mirada y a través de los lentes ver más allá de lo que normalmente veíamos o lo que veíamos antes de ver estos conceptos”.

“Sexualidades críticas y violencia”

El profesor Juan Pablo Sutherland realizó una clase acerca de la teoría queer en el diplomado Género y Violencia.

 

El 30 de mayo se realizó una nueva clase del diplomado de postítulo en el campus Juan Gómez Milla. En esta ocasión, Juan Pablo Sutherland, escritor y candidato a doctor © en Literatura Chilena e Hispanoamericana por la Universidad de Chile. Abordó la idea de lo queer, que puede ser entendido como “raro” o “marica”, que no busca definirse, sino que más bien criticar las categorías universales y deterministas. Y cómo a raíz de estos insultos, se pueden resignificar y deconstruir las nociones de género. Entre las teorías abordadas se encuentra el género como perfomance, destacando los postulados de Judith Butler y Beatriz Preciado, así como la ligazón de la teoría con la práctica política.

Juan Pablo Sutherland, quien posee una larga trayectoria como activista, realizó un análisis histórico sobre las luchas contra la discriminación y violencia especialmente dirigida hacia homosexuales. Quien abordó tanto el contexto latinoamericano, como el contexto chileno, enfatizando en la opresión y vejámenes ocurridos en dictadura sobre cuerpos pobres y disidentes,  que muchas veces fueron aislados de la lucha por los derechos humanos. En la charla se mostraron fotografías de Pedro Lemebel, artista y escritor que se destacó por sus performance sobre temas tabú, como son los prejuicios contra personas con VIH y la marginalidad.

Revisa la entrevista realizada por CIEG a Juan Pablo Sutherland

Para el académico “me pareció una clase súper participativa, resumir en dos horas y media, el contenidos que yo trato en muchas sesiones en el curso “Sexualidades Críticas” es un desafío enorme. Considero importante poner en escena una serie de contenidos, para deconstruir nociones de hombre, nociones de mujer, nociones de heterosexualidad, de homosexualidad. Y de alguna manera trabajar la idea de cómo se construyen los sujetos estigmatizados, a partir del odio y a partir de la injuria. Yo creo que quedaron súper claros en eso y cómo el habla es un lugar que se construye históricamente. Por eso estoy contento y porque las intervenciones eran muy buenas, curiosas y políticas”. Indicó.

Laura Palma también compartió su opinión sobre la cátedra: “es interesante porque él es experto en literatura, entonces hace un análisis y toma elementos propios del discurso, del habla, de la literatura. De esa construcción que también cultural, que es la palabra y cómo ésta se encuentra cargada de historia en cómo la utilizamos, nos pensamos y reflexionamos, incluso acerca de nuestra propia práctica. Por ejemplo cuando nos referimos a nuestros compañeros y compañeras. Es súper interesante ésta perspectiva y aporta para ampliar la mirada de género y la mirada de la teoría queer”.

Según Ivette Picardo, quien asistió a la clase señaló: “Creo que aparte de tener más conocimiento sobre lo queer y sobre el género, en mi caso, me hace pensar sobre mi propia identidad, sobre pensar el deseo. Me gusta que las clases en general del diplomado, me hagan cuestionarme y generen esa auto reflexión que también realizan y comparten las compañeras. Fue una clase interesante, sobre todo entender acerca de lo queer”. Señalaron conformes estas dos profesionales que participaron de esta nueva sesión del diplomado.

Revisa nuestra nota sobre el lanzamiento del libro Ficciones políticas del cuerpo 

 

“Masculinidades y violencia de género”

La clase realizada por el psicólogo Roberto Celedón, abordó el concepto de masculinidad hegemónica y mandatos de género, como parte del diplomado Género y Violencia.

 

El martes 23 de mayo se realizó la jornada sobre uno de los temas que despiertan mayor interés entre las y los estudiantes: masculinidades y su relación con la violencia de género. La lección fue dictada por Roberto Celedón, psicólogo de la Universidad Diego Portales y post-título en Terapia Familiar.  La cátedra se realizó en el Aulario A del Campus Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile, en el marco del Diplomado Género y Violencia.

Dentro  de los temas que se abordaron, se encuentran las relaciones entre las masculinidades, entendiéndolas bajo la teoría de Connell (1997) como una configuración de prácticas genéricas que dan legitimidad al patriarcado, garantizando la posición dominante de los hombres y la subordinación de las mujeres.  Se señaló cómo la masculinidad hegemónica se mantiene a nivel institucional, existiendo relaciones de jerarquía y hegemonía entre las masculinidades.

El académico trabaja en la  Fundación Rodelillo donde se  llevan a cabo  diversos talleres en temáticas relacionadas con las masculinidades,  paternidad, relaciones de pareja y sexualidad. “Me pareció una clase muy participativa, hicieron preguntas e intervenciones muy asertivas. Yo lo paso muy bien haciendo clases, uno comparte la experiencia  del trabajo con hombres, el trabajo en la clínica, en  investigación, en  la teoría digamos, para que ellos puedan relacionar de mejor manera lo que uno está comunicando”. Señaló el profesor

También se reflexionó en torno a los mandatos culturales, entendiéndolo como una versión de la masculinidad que se levanta como norma y se convierte en “hegemónica”. Un modelo que puede provocar incomodidad a los varones por las exigencias que impone. Sin embargo, les permite hacer uso de su poder en relación a las mujeres y sobre otros hombres inferiores en la jerarquía de posiciones. Un ejemplo de ello es el mandato que pesa sobre los hombres de ser fuertes, no expresar sus emociones, o el mandato cultural de la negación, en que los “NO” de las mujeres, con un “poco” de violencia terminan siendo un SÍ. Cuestiones que permitieron realizar críticas a estas distintas formas de violencia.

¿Nuevas masculinidades?

Para el profesor  Celedón existe un cambio de percepción en los hombres. Existen hombres que son mucho más conscientes de la condición de la mujer, en términos del lugar de discriminación que ellas ocupan. Sin embargo las cifras sobre la distribución de las tareas domésticas mostrarían pocos avances dentro de los últimos años, siendo las mujeres quienes realizan la mayoría de las labores domésticas y pondría en cuestión la noción sobre nuevas masculinidades.

“Yo siento que masculinidades es un concepto que dice “existen otras formas”.  Por ejemplo gente que tiene un acuerdo sobre la distribución de las tareas domésticas, que es un tema donde hay una relación muy desigual. Existen hombres que están mucho  más conectados, más comprometidos, pero eso no es suficiente. Es importante entender que podemos disfrutar siendo padre, disfrutar con los hijos y tener espacios amorosos con ellos, pero eso no necesariamente muestra una transformación. De ahí a definir una nueva masculinidad, creo que esconde o no representa bien el cambio cultural que tenemos que ir haciendo, de mayor equidad en las relaciones de género”. Finalizó .

 

Lanzamiento de libro: Ficciones políticas del cuerpo. Lecturas universitarias de género, sexualidades críticas y estudios queer

El texto está compuesto por artículos de estudiantes del Magíster en Estudios de Género y Cultura, editado por Juan Pablo Sutherland, quien seleccionó trabajos realizados en su curso de Sexualidades Críticas, entre los años 2011 y 2014

 

El jueves 18 de mayo se realizó el lanzamiento del libro: Ficciones políticas del cuerpo. Lecturas universitarias de género, sexualidades críticas y estudios queer. En la Casa Central de la Universidad de Chile, desde las 19:00 horas.  En la presentación se explicó cómo los límites y ficciones políticas del cuerpo, no se logran dimensionar pero si ficcionar. La publicación buscar ver el cuerpo como un artificio y escritura como un espacio político.

Para Juan Pablo Sutherland: “lo más importante es el tema del deseo. El deseo de conocer nuevas formas de leer la realidad, nuevas formas de escritura sobre el cuerpo.  Pensar el cuerpo políticamente como territorio de batalla, de reconstrucción. Pensar el país a través del cuerpo.  Este libro, me impacta. Tiene un impacto político, un lugar importante de relevar y más en la Universidad de Chile, pública por excelencia. Que se tiene que hacer cargo de esas discusiones y de esos lugares de batalla”. Afirmó el escritor y activista.

La presentación fue moderada por  Vivian Lavín, directora de Editorial Universitaria, donde expusieron sus miradas Nicolás Fuster, Diamela Eltit y Juan Pablo Sutherland. Para este último, esta  obra es valiosa en lo político y valioso para quienes están estudiando la escena crítica. El editor, destacó el apoyo al Centro Interdisciplinario de Estudios de Género, por permitir el espacio y la discusión, así como el apoyo del equipo del CIEG y los programas de género que imparten.

 

Entre las autoras de este zurcido de tramas, se encuentran Karina Ahumada Pailahueque, Inger Flem Soto, Soledad Prieto Millán, Manuela Cisternas Gasset, Nadia Poblete Hernández, Nicolás Fierro Olmos de Aguilera, Rodrigo. A. Lara-Quinteros y Elsa Niño Vázquez. Cabe resaltar la portada que cuenta con una espectacular fotografía de Macarena Rodríguez, sobre la  performance de “Maraca barata”.

 

 

Para Inger Flem, quién recomienda leer el libro en el que formó parte, declara: “quiero agradecerle a Juan Pablo Sutherland, la gestión de habernos invitado a participar del libro y de haber postulado al fondo Juvenal Hernández. La presentación de Nicolás Fuster y Diamela Eltit, estuvo muy buena, hicieron comentarios muy acertados que logran realizar aproximaciones nuevas al libro”.

En la portada  vemos una  performance que aborda distintos temas desde la política de la ficción. “Mi nombre del carnet de identidad es Camilo Saavedra pero firmo con un insulto; Maraca barata, personaje que critica las políticas homonormativas de lo blanco y lo heterosexual. En la fotografía vemos la performance ¡Me Gritaron Negra!, re lectura del clásico afroperuano de los 40s de Victoria Santa Cruz, apuesta de Happening sudaca, que trabaja la interseccionalidad de la etnia, la pobreza, y lo travesti. De esta forma armo una historia local de la infamia y expongo los cuerpos excluidos”.

Por último Karina Ahumada Pailahueque declaró: “Juan Pablo ha hecho un aporte tanto a nivel académico como a nivel práctico. Le agradezco que nos haya convocado a poder pensar en una sociedad más justa, más igualitaria. También con sus tensiones, en el tiempo contemporáneo que estamos viviendo, plagado de individualismo, de antivalores. Ojalá que el libro tenga acogida en espacios no sólo académicos, sino en los espacios comunitarios y de base, donde se puede hacer un cambio y una transformación transcendental, respecto a lo que nosotros escribimos”.

 

 

Seminario “Pobreza y salud: distintas lecturas del cuerpo humano”

El jueves 11 de Mayo se realizó el seminario “Pobreza y salud: distintas lecturas del cuerpo humano”. En el Auditorio Pedro Ortiz de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Chile. El objetivo, dialogar desde distintas miradas disciplinarias -Historia, Antropología Social, Antropología Física y Nutrición- sobre un mismo tópico, la inequidad social y económica expresada en la nutrición, las condiciones de salud-enfermedad, calidad y estilos de vida en los segmentos más pobres de nuestra población.

La invitación la realizó el proyecto FONDECYT 1160511 “Variabilidad en sociedades no jerárquicas: un análisis a partir de los periodos alfareros de Chile central“. Dentro de las expositoras, se encontraba la Dra. Charlotte Henderson. Investigadora del Centro de Investigação em Antropologia e Saúde (CIAS), Faculdade de Ciências e Tecnologia, Universidade de Coimbra, Portugal. Quién abrió el seminario para luego dar un espacio de discusión y preguntas.

Posteriormente, Carolina Franch Maggiolo, Antropóloga Social de la Universidad de Chile y Magíster en Estudios de Género y Cultura, expuso sobre “Género y pobreza: contextos alimentarios en Chile”. Señala: “este seminario es una instancia para poner en relación, una serie de lenguajes académicos y generar una convivencia universitaria, de cómo empezar a abordar estos temas de manera compleja, ese es el gran aporte”.

Carolina Franch, Doctora (c) en Ciencias Sociales de la Universidad de Chile y actual Directora (s) del Centro Interdisciplinario de Estudios de Género, indica: “en este seminario, estamos profundizando desde distintas disciplinas, como la desigualdad va teniendo un cuerpo y un rostro cada vez más evidente, que son las mujeres pobres. Lo que estamos haciendo es generar un diálogo interdisciplinario para evidenciar la expresión de ese fenómeno, mujeres pobres y obesas, mostrando la desigualdad que significa eso, porque esos cuerpos están expresando una desigualdad de género y de clase”.

Luego la Dra. Raquel Burrows, endocrinóloga Infantil y parte de la Unidad de Nutrición Pública. Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile. Expuso sobre “Estilos de vida y función cognitiva: Impacto en el rendimiento académico de escolares chilenos”. Según la doctora: “yo creo que es muy importante que la Universidad de Chile, en su misión de sentido público, se enfoque en cómo mejorar la calidad de vida de los niveles socioeconómicos más vulnerables. Sobre todo cuando se trata de enfocarse en aquellos aspectos que no le están permitiendo a esta población que es sana, porque nació sana y bien nutrida, desarrollarse eventualmente. Porque estas son las poblaciones que están expuestas a malnutrición por exceso y a todos los trastornos asociados a estos”.

Para finalizar, la profesora puntualiza “la malnutrición por exceso, desafortunadamente afecta la función cognitiva. No permite que los niños y niñas expresen en su totalidad su coeficiente intelectual. Cuando hay obesidad las estructuras de la memoria y el aprendizaje no funcionan bien y no se tendrá un rendimiento académico como corresponde. Claramente la malnutrición por exceso, la dieta alta en grasa y azucares, que es lo que más consumen los niveles más vulnerables, afecta el rendimiento académico y no le permite a los niños concluir adecuadamente todos sus procesos”.

Dentro del seminario participaron profesionales de distintas disciplinas entre ellos Claudia Deichler, historiadora. Sergio Flores, Profesor de biología. El antropólogo Rodrigo Retamal y la antropóloga Violeta Abarca Labra. Los comentarios finales fueron realizados Eugenio Aspillaga y Daniela Leyton, ambos realizando un análisis desde la antropología, quienes finalizaron esta exitosa jornada.